Spanish English French German Italian Portuguese Russian

¿Sabías que las Tarjetas te ayudan a incrementar las ventas de tu negocio?

Aquí puede contar con una serie de "tips e información" para la realización de sus tarjetas ejecutivas y comerciales, también cuenta con nuestro Staff especializado en Diseño.

Artículo N°1:

9 tips para tus tarjetas de presentación

Sigue estos consejos para aprovechar al máximo esta herramienta al hacer networking y posicionar tu marca personal.
 
 
Estamos en la era digital, pero tener tarjetas de presentación tradicionales continúa siendo muy útil, particularmente al hacer networking e intentar atraer nuevos clientes. Cuando se presentan de la manera correcta, estos elementos de papel pueden funcionar como una poderosa herramienta de branding y permitir que las personas te recuerden rápidamente.

Por eso, a continuación comparto unos consejos sobre las tarjetas de presentación que te ayudarán a mostrar profesionalismo y atención al detalle:

Apuesta por un diseño profesional.
 
Tu tarjeta de presentación debe lucir consistente con el resto de tus materiales de marketing. Los diseños genéricos pueden hacer que te pierdas entre la masa; mejor, elige uno que refleje tu marca personal y profesional. Contrata a un buen diseñador para obtener mejores resultados. 
http://tarjetasejecutivas.com/tarjetas.html

Prioriza la legibilidad sobre la creatividad.
 
Las fuentes decorativas, pesadas y muy estilizadas pueden dificultar la lectura. Las tipografías sencillas son las mejores. Mantén el tamaño de la fuente suficientemente grande para que los clientes potenciales no tengan que ponerse los lentes o forzar la vista para leer tu información de contacto.

Elige sabiamente el layout.
 
El tamaño tradicional de las tarjetas de presentación es de 3.5 pulgadas por 2 pulgadas (8 cm x 5 cm). Las tarjetas con bordes circulares o poco comunes son más memorables, aunque más difíciles de guardar. Si imprimes información en la parte de atrás, asegúrate de que sea vital. Por ejemplo, si haces negocios en distintas partes del mundo podrías escribir tu información en español por un lado, y en inglés por el otro.

Evita los colores chillones.
 
Un color brillante puede hacer que tu tarjeta destaque, pero asegúrate que sobresalga por las razones correctas. Elige un color que no distraiga de tu logotipo o información de contacto. Para facilitar la lectura, imprime las letras en un color oscuro como negro, azul marino o un gris oscuro.

Incluye múltiples formas de contactarte.
 
Mínimo, debes incluir tres tipos de información: nombre, teléfono y dirección de correo. Si el espacio lo permite, incluye el nombre de tu empresa, dirección y sitio Web. Mantenlo simple y profesional.

Checa dos veces la escritura.
 
Las faltas de ortografía o errores de dedo pueden afectar tu marca personal. Los clientes potenciales te juzgarán por la calidad de tu tarjeta de presentación. La atención al detalle es muy importante. Reimprime tus tarjetas en cuanto cambie tu información; evita escribir a mano la información actualizada para ahorrarte dinero. Tus tarjetas de presentación siempre deben ser actuales y presentables.

Nunca salgas sin tarjetas de presentación.
 
Las tarjetas de presentación tienen como objetivo generar negocios. Guarda tus tarjetas en un portatarjetas para mantenerlas frescas y protegidas. Hazte un hábito tener varias de ellas en tu auto, escritorio, bolso y maletín. Nunca sabes cuándo un encuentro casual puede convertirse en una oportunidad de negocio. Cuando asistas a una reunión de negocios, dale a la recepcionista tu tarjeta para que pueda anunciar tu nombre correctamente.

No repartas tu tarjeta demasiado rápido en una conversación.
 
En la mayoría de los casos, lo mejor es esperar a que alguien pida tu tarjeta antes de repartirla. Si ofreces tu tarjeta demasiado temprano en la conversación, podrías dar la impresión de estar desesperado o de presionar demasido. Entrega tu tarjeta antes de terminar la conversación. Cuando recibas la tarjeta de alguien más, muestra interés y tómate un momento para leerla antes de guardarla.

Usa las tarjetas de presentación para recordar nombres.
 
Si estás en una reunión y recién intercambiaste tarjetas de presentación con otras personas, pon las tarjetas frente a ti para que puedas recordar nombres y distinguir quién está hablando.
 
Fuente : entrepreneur.com
 
Artículo N°2 :

10 puntos claves que debería tener tu tarjeta de presentación

 

Cuando intercambio tarjetas de presentación con alguien, una de las cosas que siempre me suelo fijar más, es en el diseño de su tarjeta. ¿Por qué? Precisamente porqué este trozo de papel nos revela mucha información.

Mucha gente no da importancia a su tarjeta de presentación, no presta atención a los detalles y diseña su tarjeta un poco en base a lo que se encuentra en Internet. ¡Error!

De hecho, este post surge cuando una amiga, realizando su propia tarjeta de presentación, me preguntó qué puntos clave debería tener una tarjeta efectiva y original.

Así pues, a continuación te presento los 10 puntos clave que debería tener tu tarjeta de presentación:

1. Cuida el diseño. Antes de nada, coge boli y papel y diseña a grandes rasgos tu tarjeta. Apunta la información que quieres añadir, los colores de las letras y el fondo, las imágenes (logos, etc.) No te dejes inspirar por lo que veas en Google, antes de nada, diseña tu tarjeta y después, si quieres, investiga.

2. El tamaño importa. Aquí sí, aquí el tamaño importa. ¿Qué quiero decir? Que es importante que no sea muy grande, ni tampoco muy pequeña, ya que debe caber en un tarjetero o cartera. Normalmente el formato estándar es el 9×5 cm.

3. ¡Aprovecha la doble cara! Te recomiendo que utilices la doble cara. Normalmente tenemos tendencia a girar la tarjeta para ver las dos caras. Es una oportunidad perfecta para añadir tu propio logo personal o una imagen.

4. Es hora de diseñar tu tarjeta en el ordenador. Cuando te sientes en el ordenador a diseñar tu tarjeta, es muy importante que tengas a mano el borrador que hiciste para no olvidar ningún dato importante. También ten en cuenta el tamaño de las imágenes, ya que si están muy pixeladas luego no se apreciarán bien.

5. ¿Qué debería poner? Una de las preguntas que más me hacen, es qué información deberíamos añadir en la tarjeta. Sobre todo siempre digo una cosa, que la información sea clara (nada de mucha letra junta e ilegible) y con la información necesaria (nada de irse por las ramas). Recomiendo añadir una breve línea descriptiva de tu profesión o, en el caso que trabajes para otra empresa, especificarlo.

6. Contacto. Me he encontrado con mucha gente que siempre me dice que me olvido de un dato fundamental cuando presento mi tarjeta: el teléfono. No, mi tarjeta no tiene teléfono. ¿Por qué? Pues porque como siempre la doy a gente muy diversa, en mi caso no me interesa que todo el mundo tenga mi teléfono personal. Hoy en día con los Whatsapp sería caótico. En este caso, siempre que alguien se quiere poner en contacto conmigo, lo hace a través del correo electrónico. Así contesto cuando puedo y no tengo que contestar Whatsapps o llamadas al momento. En todo caso, si la persona es de confianza, siempre le anoto el teléfono en un espacio de la tarjeta. Así pues, es fundamental que aparezca tu correo electrónico y también tu página web.

7. ¿Y las redes sociales? Es importante que también hagas constar que estás presente en las redes sociales. Tampoco hace falta que pongas todas, por ejemplo, yo siempre recomiendo que pongas Facebook, Twitter y Instagram.

8. ¿Código QR? Es importante que también aparezca el código QR de acceso rápido a tu web. ¿Cómo generar un código QR? Es muy sencillo, entra en esta weby simplemente copia el link, en unos segundos ya tendrás una imagen que deberás añadir en una esquina de tu tarjeta. ¡Ah! Es importante que pienses que para que un QR funcione, el fondo debe ser siempre blanco.

9. ¿Tu logo? Si en tu caso tienes logo personal, es importante que aparezca en tu tarjeta de presentación. Será la primera imagen gráfica que recordaran de ti, así que tienes una oportunidad perfecta para difundir tu marca personal.

10. ¡Aprovecha las ofertas! Existen muchos programas y páginas webs que te ayudarán a diseñar tu propia tarjeta. También es hora que mires ofertas. Ten en cuenta la calidad de la impresión y el papel.

¿Te pica la curiosidad por saber cómo es mi tarjeta personal? Espero que te pueda ayudar o inspirar.

Fuente : cirach.com

Artículo N° 3 :

Consejos para generar tarjetas de presentación efectivas

Las tarjetas de presentación son una herramienta atemporal que puede ser usada para promocionarte a ti, a tus productos o a tus servicios. Sin embargo, con las muchas formas en las que las personas se conectan y forman conexiones, debes asegurarte de que tu tarjeta de presentación sea efectiva para evitar que termine en la basura. Afortunadamente, crear una tarjeta de presentación efectiva no requiere dinero extra, sólo un poco de reflexión y planificación.

Cartulina

Aunque la mayoría de personas no piensan en el tipo de papel en el que serán impresas sus tarjetas de presentación sino hasta que están diseñadas, debe ser la primera cosa que debes considerar antes de crear una plantilla. Elige una cartulina que sea resistente y que sólo esté recubierta en un lado, por si tú o el recipiente necesitan escribir información adicional, lo que sería imposible en el papel liso. Para conseguir una imagen sofisticada y profesional, imprime tus tarjetas de presentación en papel de lino.

Tamaño

Sin importar cuál sea el diseño, tu tarjeta de presentación debe ser de 3 1/2 pulgadas de longitud y 2 pulgadas de altura (9 cm de longitud por 5 cm de altura). Los contenedores, carpetas, archivadores de tarjetas de presentación y las billeteras están hechas para tarjetas de este tamaño. Si quieres darle forma a tu tarjeta de presentación, como una que esté perforada o que tenga esquinas redondeadas, puedes hacerlo manteniendo el tamaño estándar.

Tipo de letra

Una tarjeta de presentación que sea difícil de leer no será efectiva y muchas personas cometen el error de usar una letra o un tamaño de impresión demasiado pequeño. Elige un tipo de letra que sea legible y fácil de leer. Evita usar letras cursivas.

Información

Cierta información es esencial en tu tarjeta de presentación, especialmente: tu dirección física, tu nombre completo, el puesto o título en tu compañía, tu número telefónico, tu dirección de correo electrónico, tu sitio web y un número de fax. Poner el número de fax y un sitio web es opcional, pero tener una dirección física en tu tarjeta de presentación no lo es, ya que esto te da credibilidad a ti y a tu negocio. Si no tienes una oficina o tienda física, obtén una casilla de correo.

Fotos

Tener una foto en tu tarjeta de presentación es especialmente efectiva si la usas durante eventos para formar conexiones, convenciones y conferencias de la industria o para entregar a los clientes, ya que podrán recordar más fácilmente quién eres al tener una cara a la cual poner tu nombre. Toma una foto profesional de tu cara para usarla en tus tarjetas o usa la foto oficial de tu compañía. Si realmente prefieres no poner tu foto en tu tarjeta de negocio, lo menos que puedes hacer es incluir el logo de tu compañía. De otra forma, tu tarjeta de presentación será fácil de olvidar.

Respaldo

Muchas personas dejan la parte posterior de sus tarjetas de presentación vacía, pero es un buen lugar para añadir información útil y no cuesta mucho si imprimes contenido ahí en tinta blanca y negra. Si eres un vendedor, usa la parte posterior de tus tarjetas para poner un código de un cupón de promoción o conviértelo en un cupón. Los asesores y las personas con servicios comerciales pueden usar esta parte para listar sus horarios laborales o para mostrar un mapa en miniatura con indicaciones para llegar a su oficina.

Fuente : pyme.lavoztx.com 

 

Artículo N° 4 :

10 errores comunes en diseño de tarjetas de presentación que debes evitar hacer. ¿Las tuyas se salvan?

 

Trabajas muy duro para que tu emprendimiento tenga éxito y no es justo que el diseño en un pedazo de papel de 9×5 cm te eche para abajo todo tu esfuerzo. Un profesional como tú, sabe que su tarjeta de presentación personal es un arma poderosa para atraer nuevos clientes y oportunidades de negocio; por eso, debes asegurarte de que el diseño de tus tarjetas de presentación (o de visita) cumple bien su propósito evitando estos 10 errores comunes:

1. Diseñarlas en Power Point, o peor aún, en Word

Estos populares programas de Microsoft tienen la capacidad de añadir imágenes y texto, pero eso no te garantiza que sean óptimos para el diseño. Es mejor utilizar software cuyo fin es específicamente el diseño, como los de Adobe (Photoshop, Illustrator, InDesign) pues con ellos podrás exportar en calidad de impresión. Así te evitarás broncas como la del punto #9 de esta lista.

2. Pedirle a tu sobrino que “le sabe a la compu” que te las diseñe “de favor”

A menos que tu sobrino sea un buen diseñador que tenga fuertes habilidades gráficas y persuasivas, no es aconsejable que por ahorrarte unos pesos, le asignes una responsabilidad tan grande como es la “primera impresión” que muchos tendrán de tu negocio. Mejor no te arriesgues y contrata a un profesional que encaje en tu presupuesto. ¿O le pedirías de favor a tu sobrina que saca puro diez en “Mate” que haga tus declaraciones de impuestos ante el SAT? I-don’t-think -so.

3. Transformarlas en catálogo de productos / servicios

Seguro que te has topado con muchas tarjetas de presentación atascadas de información, de hecho, la mayoría son así. Si optas por un diseño más limpio, que contenga sólo lo esencial para comunicar el giro de tu negocio y tus datos de contacto, destacarás más del montón y es más probable que guarden tu tarjeta en vez de tirarla a la basura por parecer más un volante.

4. Utilizar más de dos tipos de letra

Existen miles de tipografías que “se ven bonitas” en una tarjeta de presentación, eso no quiere decir que debas ponerlas todas juntas. Si de verdad quieres que el texto se distinga entre sí sin comprometer la estética de tu tarjeta, es más recomendable usar a la misma familia tipográfica pero en distintos pesos y estilos (light, negrita, cursiva, mayúsculas, etcétera).

5. Ser víctima de la moda

Si basas el diseño de tus tarjetas en una moda, en vez de enfocarte en el giro y la personalidad de tu negocio, es muy probable que en poco tiempo se vean anticuadas y necesites invertir dinero en ellas una vez más. Y si el dinero no te importa porque eres millonario y haces negocio por puro placer, tal vez sí te importe el hecho de que cambiar la imagen de tu negocio frecuentemente afecte negativamente al reconocimiento de tu marca entre el público.

6. Hacerlas a base de una plantilla pre-diseñada

Estás feliz con tu diseño porque usaste una plantilla que se ve “súper profesional”. Sabes que probablemente otros emprendedores están usando el mismo diseño, pero no te molesta porque seguramente no son tu competencia, ya que su negocio es de una categoría diferente al tuyo, o viven muy lejos de tu área de servicio. Perdona el ser aguafiestas, pero ese diseño no fue hecho especialmente para ti, por lo que es 100% seguro que no comunica efectivamente la personalidad de tu negocio. ¿No te importa?, a tus clientes sí.

7. Utilizar un fondo muy extravagante

Un fondo muy llamativo podría hacer que tu tarjeta se note a distancia. Pero recuerda, es una tarjeta, no un póster publicitario. La gente no se molestará con verla “de cerquita” y te agradecerá mucho que utilices un fondo simple que contraste con el texto, así cuando la lean no se quemarán los ojos por el esfuerzo.

8. Que te gane la codera a la hora de imprimirlas

Como ya sabes, es muy importante invertir en un buen diseñador. Pero hasta el mejor diseño de tarjeta se verá comprometido si decides imprimirlo en la calidad más barata. Te conviene más invertir en una buena imprenta. El mismo diseñador te puede asesorar en dónde y cómo imprimirlas (o tal vez él/ella puede hacerlo por ti). Tampoco sale tan caro.

9. Ignorar que los colores de una tarjeta impresa no se verán igual que en una computadora

Si no estás familiarizado con la industria de la imagen digital, no tendrías por qué saber esto, pero es útil que lo sepas para que no te lleves sorpresas cuando imprimas algo para tu negocio. Existen dos modelos de colores para trabajar imágenes: RGB (imágenes que serán vistas en pantalla) y CMYK (imágenes que serán impresas). De por sí los colores varían de imprenta a imprenta, pero si llevas a imprimir un archivo en RGB, es muy probable que te lleves una amarga sorpresa con el resultado.

10. Olvidar que para los que aún no te conocen, tu tarjeta es la cara de tu negocio

Lo más importante es lo de adentro. Cierto, pero ¿contratarías los servicios de un talentoso abogado que se presenta a juicio en ropa interior? Las apariencias son vitales en los negocios ya que son el primer factor para que tus clientes potenciales decidan si quieren seguir tratando contigo o archivarte en su carpeta de “negocio no deseado”.

¿Se te ocurre otro error común en diseños de tarjetas de presentación? Por favor déjalo abajo en los comentarios ó directamente en el post de facebook.

Fuente : ojoterzo.com